En Verano..cuidado con los golpes de calor!!!

16-07-19

En Verano..cuidado con los golpes de calor!!!

En verano solemos hacer más actividades con nuestros peludos al aire libre, pero hay que tener mucho cuidado cuando las temperaturas están tan elevadas, hay que tener en cuenta que los golpes de calor son peligrosos y a veces mortales si no los detectamos a tiempo.

Y os estaréis preguntando que es un golpe de calor?

Pues un golpe de calor es un trastorno grave que se presenta en un perro cuando no consigue expulsar más calor del que genera o absorbe, superando su temperatura corporal y afectando al sistema nervioso central.

Como ya sabéis los perros no transpiran como los humanos, lo hacen solo a través de la boca dificultando mucho más su autorregulación de temperatura y se refrigeran únicamente a través de la respiración y del jadeo. Esto hace que los perros sean más propensos al golpe de calor que los humanos.

Un golpe de calor puede matar a nuestro perro en apenas 15 minutos.

Algunos de los síntomas para detectar que tu perro está sufriendo un golpe de calor son los siguientes:

Respiración dificultosa y también un exceso de jadeo
Se niegan a andar
Calambres, temblores musculares
Vómitos
Coloración azulada de piel causada por la deficiente oxigenación de la sangre
Mareos, se tambalean al caminar
Pérdida de conocimiento

Como actuar si tu perro sufre un golpe de calor:

Tienes que llevarlo urgentemente a un veterinario.

Antes de llevarlo a tu veterinario, trata de bajar su temperatura: mojado bien con agua fría

Ten precaución: el uso de agua muy fría en realidad puede ser contraproducente!!!

Pon un ventilador para aumentar el aire fresco alrededor suyo.

Pero todo esto hay que hacerlo cuidadosamente ya que el enfriamiento demasiado rápido puede causar otras condiciones médicas que quizás también pueden llegar a amenazar la vida de tu mascota. La temperatura rectal se debe revisar cada 5 minutos.

Cuando la temperatura del cuerpo ha bajado, las medidas de enfriamiento deben ser detenidas y el perro deben secarse completamente y cubrir para que no se siga perdiendo calor.

Incluso si parece estar recuperándose, debes llevarlo a su veterinario tan pronto como sea posible. Debe ser examinado por el veterinario para que todo este correcto.

Una vez en la veterinaria, el profesional controlará la temperatura, le dará líquidos y, en ocasiones, oxígeno. Posiblemente tome algunas muestras de sangre y se monitoreará su tiempo de coagulación.

Pero lo mejor es prevenir así que en días muy calurosos, no salgáis a las horas de calor y no les dejéis hacer mucho ejercicio ni caminatas largas y procurad que nos les falte agua fresca todo el tiempo!